Bocas del Toro, uno de los grandes paraísos panameños

Cuando llegué a Panamá, poco sabía acerca del país que iba a ser mi hogar y mi conocimiento sobre él no iba más allá del famoso Canal que lo atraviesa de norte a sur para unir dos océanos.

Pero enseguida te das cuenta que Panamá es mucho más que su canal o el espectacular Skyline de la capital. Este país tropical esconde paraísos que inexplicablemente todavía permanecen a la cola de las preferencias vacacionales de la vieja Europa, no así de otros países americanos como Argentina o Estados Unidos que disfrutan asiduamente de los placeres que ofrecen.vista desde Bocas Inn

Al poco de llegar a Panamá comencé a oír hablar de Bocas del Toro, un archipiélago al noroeste del país, casi en la frontera con Costa Rica, que por lo que contaba la gente, era algo muy parecido al paraíso. Pero los aproximadamente 800 km que lo separan de la capital, unidos a la dificultad para moverse en coche dentro del país, hace necesario aprovechar alguno de los festivos anuales u optar por el avión.

Air Panamá ofrece cuatro vuelos diarios a Colón, la isla principal del archipiélago, con una duración de unos 50 minutos. El avión nos deja a pocos minutos a pie de la calle principal de Bocas Town, un pueblo abarrotado de restaurantes, bares, mini markets, hostels, hoteles y gran variedad de servicios. Aquí se puede contratar un bote que nos lleve a conocer otra isla, un curso de buceo, multitud de tours, excursiones a poblados indígenas o cualquier deporte acuático.Playa de las estrellas

Lo primero que sorprende al llegar es la amabilidad y cercanía de sus gentes, tan diferente a lo que se respira a diario en la capital. Las preguntas no incomodan, la ayuda es ofrecida sin ser solicitada.

Tanto de día como de noche Bocas bulle con ese aire hippie-caribeño que le caracteriza y no se amilana ni ante el calor ni ante la lluvia, la cual puede presentarse varias veces al día. Sus construcciones sobre el mar están pensadas para disfrutar de una vista espectacular durante el almuerzo o la cena y donde siempre se pueden degustar frescos pescados y mariscos de la zona.

Ahí mismo, en la isla principal, se encuentra la Playa de las Estrellas, llamada así por la gran cantidad de estrellas de mar que se pueden ver en sus aguas. Desde el parque de Bocas Town, se puede tomar un busito que nos lleva hasta Boca del Drago por $5 ida y vuelta, y por un dólar más podemos tomar una lancha para acceder a la playa desde el mar. El lugar es espectacular. El mar es tranquilo y limpio.Cayo Zapatilla

Pero el archipiélago de Bocas tiene otros lugares increíbles para los que es necesario gastar unos cuantos días. Cayo Zapatilla son dos islitas bastante alejadas de la isla principal. Allí la naturaleza es exuberante y el agua tiene ese color turquesa que tanto caracteriza a las playas del Caribe. Asombra la bravura se sus aguas. Quizá sea que aún no nos conocemos demasiado.

Antes de llegar allí, podemos hacer una parada en Cayo Coral, una isla rodeada de manglares donde la limpieza de sus aguas invita a hacer snorkel y disfrutar de sus fondos marinos.cayo coral

En Bocas es difícil describir lo que uno siente cuando está delante de tanta belleza y piensas cómo sería levantarte cada día y disfrutar de esa hermosura.

Como suele suceder en estos casos, uno se queda con ganas de más porque un viaje no es suficiente para descubrir todos sus rincones. Isla bastimentos, Careneros, San Cristóbal, Red Frog Beach… harán falta varias escapadas para encontrar la rana roja, ver perezosos en sus árboles, sorprenderse con la Isla de los Pájaros y disfrutar de este gran paraíso para muchos aún desconocido.

Recomendaciones

Para dormir: Bocas Inn

Para comer: Hotel El Limbo, La Barracuda

8 Respuestas a “Bocas del Toro, uno de los grandes paraísos panameños

  1. Voy a dejar de leer tu blog ya, ¡menudos paraísos estás conociendo! !BRUJA! 🙂 Es broma, disfruta muuuuucho, sigue dándonos envidia e ilustrándonos con tu blog. ¡Besitos!

  2. Si les digo a mis padres que en vacaciones me voy de viaje en lugar de ir a casa a verlos, no sé muy bien cómo reaccionarían. Lo entiendo, pero eso no significa que eche de menos viajar más.
    Lo dicho, vosotros ¡a seguir disfrutando de Panamá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s